Del por qué mi sobrenombre es "vaz"


Ya han pasado más de tres años cuando decidí "enterrar" a Humanista, aunque mi alma le siga reflejando. De jugar Counter Strike nació "vaz" en honor al apellido que lleva mi apreciada profesora de Literatura, Ma. Elena Vaz.

Necesitaba un nombre corto, sin géneros, que le quedaran bien las minúsculas y que pudiera pasar, de alguna manera, desapercibido. Comencé a jugar Counter Strike y "vaz" comenzó a hacerse un nombre y una gran fama. Posteriormente, en torneos o demás ocasiones importantes... aparece "vazzykiller" digno de una pro player de Counter Strike.

Hoy día... simplemente "vaz" es poesía, counter y esencialmente "vaz" es Alba Elena Tirado Pérez... ;)

Hedningarna



A mis raices literarias, mi estómago, mi inspiración!

Como un sonido irreal
que recorre la visión secreta del cristal
brinca en el paraguas de mi emoción
torciendo cada sueño y cada canción

Todo es simple,
la hoja del papel y la lata de cerveza
el frio, el calor
el sueño y la pereza

Y soñamos…
la suerte, la alcantarilla y tú
eso creemos y gritamos:
gipsy dreams come true!

Influencia de la no afluencia
recorte de la regadera de mis emociones
busco y no encuentro mis demonios
que navegan el mar de mis amores

Tambores, dolores…
min skog y hedningarna
brinco, salto… 180º grandaddy
me acerco y pienso en el cisne

Te recuerdo, te anhelo…
te pienso y existes, mi azul.

Sueños de primavera

Camino blanco de azar
sabe la parcha a miel
el vino corre y el sabor es hiel
es este el arte de amar

Repican las campanas
Plam! Plam! Plam!
vuelan pájaros por doquier
y aquí... al parecer
se dejó de comer el pan

Sueños de primavera
nacen y se hacen estrella

Revolotea la palma del granuja
sentimiento que canta
a la aguja que se entierra
como cruel estaca en el corazón

Vívela y disfrútala,
has conocido la decepción
con soda pásala
y ríete de la ilusión

Sabe el mango a mundo
la historia se convierte
en sentir profundo
y la película la vivo al verte.

Breve estudio sobre "El Poder" en la Grecia antigua

Por qué considera que el tema del poder es de constante reflexión para los poetas griegos. ¿Por qué podemos decir que Ilíada es el poema de la cólera de Aquiles, pero también de la reivindicación de Agamenón?


Los poetas griegos parecen entender las relaciones humanas exclusivamente a través de las relaciones de poder. La lección que desean transmitir trata sobre la precaución que se ha de tener cuando nos acercamos al mismo poder, sin importar el origen de éste que, al parecer, es peligroso tanto para quien lo soporta como para quien lo ostenta.
Al iniciar la lectura de Ilíada se nos presentan dos enfrentamientos que tienen que ver con el poder: el enfrentamiento entre el sacerdote Calcas y el rey de reyes, Agamenón; y la rivalidad “primus inter pares” entre Agamenón y Aquiles. En este poema épico, el poder presenta sus dos constantes: legitimidad y abuso. Los poetas griegos, especialmente Homero, sabían que debían vigilar el ejercicio del poder para mantener las estructuras de la polis y lograr el bien social, porque para los griegos es importante el orden que es sinónimo de paz. La ambición de poder y de honor se transforman en un juego en Ilíada.

El poema comienza con una invocación a la musa: “¡Canta. Oh, diosa, la cólera de Aquiles, hijo de Peleo!”. Desde el principio se nos dice que es un canto a esa cólera que estalla en Aquiles cuando Agamenón le arrebata a su esclava Briseida con el fin de resarcirse como jefe supremo de los ejércitos y ofende al héroe y gran guerrero no reconociendo su areté. Esto se puede considerar un acto de soberbia del Átrida. Recordemos las palabras de Jaeger en Paideia que pueden ser aplicadas en este caso: “quien atenta a la areté ajena pierde en suma el sentido mismo de la areté”. Aquiles es dominado por la cólera, que nubla su razón, decide desertar del ejército aqueo, se retira a su tienda, se despoja de su armadura y comienza a tramar su venganza. Esta confrontación de poder, que incluye la envidia entre iguales, da inicio al desastre dentro del ejército aqueo, consecuencia del orgullo, soberbia y desmesura (hybris). Agamenón, por su parte, se extra limita en varias oportunidades, no sólo frente a Aquiles, primero lo hace contra el poder institucional religioso representado por el sacerdote Crises del cual se burla y llega incluso a ofender al dios Apolo, en el momento del rescate de Criseida.

El ejército aqueo reprocha el comportamiento a su rey y sufre los embates de su falta. Muchos aqueos mueren en batalla por la ausencia del héroe más valioso. Invitan a Agamenón a reivindicarse, recordándole el valor que tiene Aquiles y el valor de su areté, según Jaeger. El profesor Terradas dice “… es darse cuenta de que sin él los griegos no lograrán lo que se han propuesto; darse cuenta de que Aquiles fue deshonrado y que Agamenón es artífice, aunque no único, del honor mancillado”. Agamenón se ve ante la necesidad de rectificar y revindicarse, por necesidad, ante Aquiles y la polis, representada por el ejército aqueo, y alcanza la sophrosyne; comprende que “el reconocimiento del otro siempre es también un reconocimiento de lo propio, de lo nuestro”. El Agamenón del canto de la embajada, es muy diferente del de los cantos anteriores.

Sin embargo, después de la embajada, la cólera de Aquiles sigue en pie y comienza a ser fuertemente cuestionada por todos. El profesor Terradas explica en su escrito que “Aquiles tendrá que aceptar que estuvo cegado” pero no lo hará de la misma forma en que lo hizo Agamenón quien le atribuyó al propio Zeus su estado de infatuación. El Átrida no pretende evadir su responsabilidad pero admite que su estado psíquico le era ajeno. Por su parte, Aquiles sí atribuirá su comportamiento a una fuerza irracional: la cólera, la cual causa la muerte de su amigo más querido: Patroclo. “El héroe comienza a vivir en carne propia lo perjudicial de su deseo de venganza” y su cólera ilimitada destruye y se propaga como un miasma. La meta de Homero parece ser la expiación del héroe como tal, su purificación y “el respeto a un límite religioso”.

Ya Agamenón se ha reivindicado, ha recuperado el honor… Igualmente, Aquiles cuando depone la cólera y se une al ejército aqueo tardíamente y por ello tendrá que pagar. Aquiles vuelve a caer en hybris, irrespetando los códigos sagrados de batalla al ultrajar despiadadamente el cadáver de Hector, asesino de Patroclo. Todos sus errores los pagará con su propia vida, lo sabe y lo acepta. Apolo interviene y le da algunos consejos a Príamo (padre de Hector) para que enternezca el corazón de Aquiles y le devuelva el cadáver de su hijo. Príamo lo logra y Aquiles rompe en profundo llanto junto a él cuando concientiza su falta, Aquiles esta listo para enfrentar su responsabilidad pagando con su vida como tiene que hacer un héroe por su honor, él elige el momento de su muerte.


En Ilíada aun no podemos afirmar que existe nuestra moderna concepción de culpa. Relacione la inexistencia de la culpa con la concepción del hombre propia del poema. Recuerde las intervenciones de los dioses en el hombre, en sus acciones.


Comencemos con una afirmación de Murray: “… la ley moral es real, y toda trasgresión va seguida naturalmente del castigo. Nadie puede obrar injustamente con impunidad moral”. Dodds, en “Los griegos y lo irracional” muestra propuestas de carácter psicológico, entre ellas el arrebato. No podemos afirmar que existe en nuestra moderna concepción de culpa ya que la nuestra es una concepción basada en la religión judeocristiana, acá no podemos llamarla “culpa” tendremos que llamarla “responsabilidad”, si queremos darle algún nombre. Buscar nuestro concepto de culpa dentro de una cultura donde no existía ni la voluntad ni el libre albedrío es imposible. Para los griegos existe una “tentación divina” o “infatuación” llamada até. Até enajena, enloquece, ciega de forma desproporcionada e irracional.

Colocaré de ejemplo el caso que antes expliqué con Agamenón y su extra limitación tomando a la esclava de Aquiles arbitrariamente: el Átrida reconoce en el poema que “no fui yo” sino que “fue Zeus quien le impuso tal destino”. Parece una evasión grave a su responsabilidad pero no lo es, él reconoce su falta y esto no puede lograrse tan fácilmente si hubiese actuado bajo su propia responsabilidad. “La até es un estado de mente o nulidad de la conciencia normal” afirma Dodds y cuando un héroe está poseído por ella no actúa bajo su propio juicio, se le atribuye su comportamiento a fuerzas sobrenaturales, la acción no es propiamente suya, sino que le es dictada. Dodds clasifica estos casos de até como “intervenciones psíquicas”. El hombre griego no sufre del concepto de culpa cristiano. La culpa griega obliga a expiar su irresponsabilidad y reivindicarse ante la polis, con lo que se logra retomar el honor, cuestión tan importante para los héroes de La Ilíada. Sin embargo el concepto de até se ha modificado con paso del tiempo y ha tomado noción de castigo para poetas griegos posteriores a Homero. Debemos tener en cuenta también que los héroes de Homero no tienen un concepto de “alma” cristiano y menos de infierno o purgatorio, como lo tenemos nosotros sólo se le atribuye una especie de alma o “psyche” después de la muerte y un Hades o inframundo a donde van todas esas psiques.

Según Dodds, podemos afirmar que los griegos no tenían una concepción de culpa sino de “vergüenza moral”, contraria a nuestra creencia de “cultura de culpabilidad” y esta vergüenza es tan deshonrosa “que se siente insoportable”. Debe y tiene que expiarse. No como el cristiano que se acerca hasta el confesionario y, por medio de un acto de contrición, es purificado mágicamente. Esta no era la costumbre griega, como sostuve al inicio con una afirmación de Murray.

También hay que tomar en cuenta el papel fundamental que cumplen los dioses en la vida de los mortales a través del Oráculo de Delfos donde los ciudadanos conocían su destino o fatum que reviste al poema épico con aires de fatalidad.

A mi abuela Rosa...

Por Gustavo Tissoco, dedicado a su abuela Rosa...

A mi abuela Rosa

Ya no estás en el barro
en la lluvia
ni en las tardes de sol.

Dejaste tu viejo sillón
entre las glicinas del jardín.

Ya no tengo por las noches
la dicha de oír antiguas leyendas
ni podré a tu lado visitar naufragios.

Ya no estás entre los lienzos
de rostros cenicientos / inmóviles,
dejaste tu tejido inconcluso
y tu melancolía se percibe aún sobre los manteles.

Como en cada encuentro prepararé el té,
tal vez reposes tus cansadas manos
sobre mi solitaria espera.

Cadáver mañanero

Van y vienen pájaros
sopla el viento que nace
Meneses que va, Borges que viene
el objetivo más preciado…
afligido, secuestrado

Pundonor de elegante mentira,
por su puesto que sí
claro está que no
¡aunque todos lo duden!

Salida,
optas por morir de frío
y lees a Rimbaud, te paseas por Verlaine
sueño… silencio…

Oh dormid valeroso insomnio!
despliega las alas de tu esperanza
para premiar al vencedor



Alba Elena

De mi esposa, para mi...

Y cómo se le dice a una dama acerca de esta llama...
Llama viva en mi ser que me enloquece sin ceder
Bella amada mía, princesa y diosa... SE MI ESPOSA
Quiero vivir para siempre contigo hermosa,
Unir nuestros vientres
Disfrutar el presente,
sentir, sin miedo, la muerte
Y quiero vivir a tu lado
Jamás separados...
Día y noche, noche y día...
Y de pronto quizá más allá de esta vida
TE AMO AMADA
Ven a mi lado
Permanece conmigo, por todo el camino...
No me abandones
No te abandonaré
Perdona lo malo
Hoy te propongo diosa ser mi esposa
Si aceptas te daré más de lo que jamás soñé
Me entregaré a tu vientre...
A tus impulsos
A tu mente
¡Vivamos esta vida de caprichos gloriosos!
y aceptar dormir a mi lado...
ser mi esposa amada...

Alejandra Silva
23/Septiembre/2004


Dichosa!

Para br. Juan de Dios Guanche...


¿Sabes qué significa ser dichosa?
tener un cielo azul,
Soñar con astros, pájaros y flores...
con fe en el alma y en los ojos luz

Ver risueña a las puertas de la vida
la ardiente juventud;
Tener talante, gracia y hermosura...
¿Para qué decir más? sólo ser como tú

A la orilla de lo virtual...

Era de noche y de día,
mientras recorría sus espacios
y, despacio,
Se paralizó mi mundo.

Vistiéndome cálido el cielo
Me observaba insonoro
Mientras en el horizonte
Se reflejaban las aguas del río de oro

Las palabras virtuales
conjugan mi pensar
convirtiendo en hechos reales
las virtudes del querer y del amar

Navegando las orillas del corazón
casualidad y dignidad
se debatían en mi razón...
Orinoco, Orinoco arrastraba mi pasión!

Tiene sabor a agua dulce...
y calor de mediodía
temperamento vago de alegría, lejos...
en una tierra que ahora es como mía.

En una despedida
Se mueve una idea pérdida
Que no encuentra escapatoria
Que tiene una sola salida...

Dejar aquel cauce seguir...


Alba E. Tirado
Dejando Puerto Ordaz, 26/8/2004 –10.23am

Santa Rosa de Lima: Reencuentro Promo IL 99/2000


Pues amigos lectores, para el año 1999 comencé a estudiar el 5to. año en Humanidades en el mejor Colegio que ha visto educar a grandes mujeres (y ahora hombres) de éste país. Las chicas de la Promoción IL (la cuarenta y nueve) la última y primera promoxión del siglo XX y siglo XXI respectivamente. Me enteré por algunas compañeras de clase que nos vamos a reencontrar este sábado 15 de septiembre... aun no se ha confirmado el sitio... pero estiman que sea en 360 en Las Mercedes (ni idea) o en 205 en el San Ignacio (pensé que era un aula de mi escuela en la UCV) jejeje. Espero que todo quede confirmado, así nos veremos aquel día...! sin más... les estaré informando por aquí.


Andalucía


Cantando a guitarra
agitando la rodilla y el tacón
pienso en Andalucía
y exploto en emoción

Tus costas de luz
encienden mi pensamiento
madre de suspiros…
de mitos, Carmen y el flamenco

De Ayamonte a Almería
una amalgama de tradición
sevillanas, vino y bulerías...
cuando pienso en Granada, joya mora
que del regreso no veo la hora

En mi Sevilla hay una torre,
un barbero y un sueño
en Córdoba una mezquita, callejuelas
y un "tú me camelas"

Canto a mi Andalucía!
niña de esperanza
de paisajes y anhelos
fruto y futuro en tus tierras amadas

Interconexión

A mi amiga Cristina, en su segundo viaje a España, ahora de vacaciones en Dublin, Irlanda... pues a mi amiga entonces, en su exilio momentaneo!

Interconexión

Luna pálida
que imita tu recuerdo,
estrellas de luz
sondas del sentir flamenco,
cuando llego a ti...

Triste mi despertar
de esto tan grande,
amor, piedad en flor...
sueño en grises
los secretos de mi amor

Armónica melodía de dolor nocturno...
quinientas peñas de pasión,
te ahogué...
en pálidas noches de ilusión


Caracas, 19/03/2003

Brunette or not?

¿Cómo la prefieren?





¿Ustedes me dirán... a ver...?

Voten en la encuesta, en la columna de la derecha!

Popular Posts

Blog Archive