Luz cegadora


Los brillantes destellos de luz
invaden todo espacio
suave, muy despacio
cegan el cristalino de mi mirar

Sonidos divinos
retumban en mis oídos
perdidos pensamientos
aclaman aquellos momentos
donde sufrir era parte del vivir
donde el ardor mata de dolor

Inmenso como el mar,
bello e inspirador
solo así es el amor
inmene al mentir
tan frágil como tú al sentir

Persuadido e hipnotizado
tan infeliz y cansado
recojo el pedazo
de mi lejana ilusión,
canción de una alegría
de lo cuerdo y verdadero
de aquel recuerdo.

Del amor único que viví
luz cegadora y cruel
se roba mis esperanzas
y todo se me hace infiel
sonidos divinos
retumban en mis oídos
tan solo al imaginar
todo lo que te he podido amar

Palabra del soñador

A María Elena Vaz, inspiración hacia la Licenciatura en Letras

La palabra es portadora de vida por qué motivo? porque las palabras pintan, hacen, suben, se pierden, desdibujan y dibujan las fantasias convertidas en realidad, tergiversan la vida y le dan un giro al sentir, la palabra ama por si sola y es como un pequeño Dios, la palabra es un poeta soñador.

La deseo

Cuando la veo recien mojada nomás me excito! se me altera el azul y me sale violeta. Su piel mojada... blanca y suave me tientan a pensar... a imaginar o recordar y solo asi me basto por un segundo. Su cabello cayendo sobre sus hombros y debajo sus orejas de almibar... bellas, hermosas o más!. Camina de allá para acá con gracia... sin saber que la miro y la deseo con ardor.

Pasa a mi lado y su perfíl... veo sus pechos esperando por mi, porque mi boca y lengua les acaricien, los deseo... ya mismo, aca en este papel... a la mañana al despuntar el día, en el sol inclemente del mediodía y en la calida noche caraqueña... yo... la deseo, entera como solo ella es.

Hadas


Estoy siguiendo a las hadas, viendolas volar por doquier! miles de millones de mujeres hermosas aladas...! que vuelan y sonrien, que tienen luz propia... hadas por doquier! vuelan aquí, vuelan allá por mi hombro y tu hombro está... hadas de la bondad!

Feb/2002

Onoma Paideia


A la Escuela de Letras y mis amigos del circulo literario en la Universidad Central de Venezuela. 2001/02

Tomar la pluma y comenzar unas líneas es lo más difícil a la hora de escribir, así me dijo una vez alguien que sabia de ésto... ¿y qué? no importa el nombre, eso es lo que menos importa hoy... nombres. Aquí me veo, frente a un papel blanco que me reta a que lo dibuje, a que recite y parafrasee. Es el papel la voluntad que llevo en el corazón, sencillo, puro... infinito.

Es cuando pienso que las voluntades tan solo son acciones que nos gustaría llevar a cabo pero que en su mayoría nunca resultan, nos quedamos en la pluma tiritando, hasta esperando a que el milagro ocurra: que explote la musa y lleguemos al éxtasis literario. Escribir, en el blanco papel... lo siento ahora con desdén, entregado, sin que el héroe clásico llene mi alma de valor, de thymos, y creo que todas mis acciones son en vano, pérdidas en el laberinto del tiempo... sin nombre, porque aquí hoy no importa quién soy, no importa de dónde vengo ni que siento, no... eso no vale de nada.

¡Qué bello es hablar bonito! utilizar el adjetivo en exceso, bailarlo hasta que el verbo nos mate, nos asesine y siga su rumbo, así es, así las cosas son más fáciles, son más sencillas a su vez... el amor se le semeja tanto. El mal necesario de la vida del hombre... el olvidado eros verdadero, que sutil es amar con deseo a un daimon y que vacío desear sin amar, el eros puro como es él... como él nada más y nada menos puede ser, ¿acaso usted le conoce? ¿ha pasado por su vida? pinta paisajes llenos de flores, esperanzas profundas y sueños eternos... así es eros que nos hace soñar la vida y a su vez vivir soñando, ¡qué bello! eso es psyche conectado con eros, mi alma y mi amor verdadero. Es una hoja de papel hermoso, que no tiene nombre, infinita, que va rodando por la vida... filtrando sentimientos... en silencio.

Se hace tarde, la pluma es pesada y languidece ante la grieta marcada que deshace los restos de mi razón... y me hace ser nadie, me hace ser nada más un espacio que hay que volver a llenar con el olvido, ahí muero... cuando dejas de pensar...

Mi aguador

Valencia, 1997

Las aguas claras,
claras son!
el poderoso aguador
vivo de la vida
justo de su propia herida
a su pasada situación
no encuentra explicación.

Cántico persuasor
de los agridulces pájaros,
la única palpable razón
guiose confiado y orgulloso,
frío, sombra y vacío
sometieron a su lloroso corazón

Blanca verdad
se tiñe del negro presente
olvidando su significativo valor,
pensando en su existente vicio
dejando tan solo hablar al ardor
como duele y calcina!

Los llamados piadosos consejeros,
solo de sus términos propios
observaron lo que deseaban ver,
la interminable paciencia al caducar,
impulso sobrio de los reflejos
consiguieron arrastrar
a la supuesta sensatez.

Azul cielo
intimidando al afligido
la pureza se consume en el rojo extremo
bañado de las aguas que regué,
aguador innato
al apagar las ardientes llamas!
fervientes seguidoras de mi fatídico error.

Jugando a la realidad


Estela de imágenes
desdibujan las historias
los cuentos, las memorias...
de mis cuartos vacíos
que pasean la tranquilidad
y juegan a llenarse contigo

Siguen los momentos
rodeando mis pensamientos
vagan a distancia
mientras duermo en tu estancia
de sueños safardí...

Es mentira...?

Historia absurda que navega
por el mar inmenso...
dejando una estela
que no tuvo comienzo
de cantar, muriendo...
y divagar sintiendo

Tácticas del seducir
en el medio de mil pasiones...
disfrutando del sufrir
delirando en sensaciones
sólo es así...

Es mentira...?

Te toco,
¿qué es realidad?
es un juego de locos...
somos pocos...
sólo tu y yo, protagonistas...
sumergidos en la inmensidad

Mia fuiste en verdad ;)

Ecstasy

Dedicado a ti, mi otra mitad, Alejandra... a lo que significas...



Cerrar los ojos en medio de la noche pálida y fría, humilde; con nada vestía. Observar aquellas ráfagas de incandescente luz que se dedicaban a acariciar mis ojos; los halaban una y otra vez, siempre hacia un lado. El sonido vago y divino de la voz de una tierna mujer acariciaba mis oídos, me calmaba y me llevaba más allá de lo imaginable. Me recosté en su regazo ¿dónde más puede ser? y suavemente la locura me invadía, completamente. Mis dientes apretados entre sí me recordaban que aun era de carne y hueso, que no estaba en el paraíso pero como lo palpaba. Mi cuerpo, totalmente horizontal, se entregaba sodomizado a sus caricias, a la palma de su mano que me recorría de pies a cabeza, tan dueña de mí, conociendo cada rincón. Aquel calor de compañera y amante, de madre quizás ¿Quién sabe? algunas veces la mujer es tan perfecta que lo es todo, es hasta tu propia alma.

Abrí mis ojos y recordé el sitio, la miré y sentí profundas ganas de besarla, de abrazarla me entregaba a aquel sentimiento divino que era más fuerte que yo. Recostándome observe el techo que se veía tan oscuro e inalcanzable, cada vez más lejos de mi, levitaba dentro de mi realidad, mi alma nadaba tranquila en un mar de sueño, de calma de paz. Y es que amarla es el ecstasy de todos mis días, amar es la salvación del alma.

Luz roja

Enciende el coche... arranca, frena... espera, verde... te mueves, avanzas... amarilla! aceleras o frenas rapido... luz roja te detienes... bloqueo, freno... parada, luz roja.

Despertar

El milagro de los sueños tan solo se realiza cuando decidimos despertar

Todo

-Lo sé todo…
-¿Qué es todo?
-Todo pues
-No entiendo

-Ahora, yo tampoco…

Popular Posts