La deseo

Cuando la veo recien mojada nomás me excito! se me altera el azul y me sale violeta. Su piel mojada... blanca y suave me tientan a pensar... a imaginar o recordar y solo asi me basto por un segundo. Su cabello cayendo sobre sus hombros y debajo sus orejas de almibar... bellas, hermosas o más!. Camina de allá para acá con gracia... sin saber que la miro y la deseo con ardor.

Pasa a mi lado y su perfíl... veo sus pechos esperando por mi, porque mi boca y lengua les acaricien, los deseo... ya mismo, aca en este papel... a la mañana al despuntar el día, en el sol inclemente del mediodía y en la calida noche caraqueña... yo... la deseo, entera como solo ella es.

1 comentario:

sol dijo...

Cálido y apasionado también, que amor tan grande..

Popular Posts