De la basura se hace literatura


Cuando la musa no explota y las palabras no fluyen, mas bien se pierden, se esconden… huyen divagando entre “confía en la realidad”. Una tura? La basura… lo que NO llaman literatura. Y es así… los sueños desbocados y la fe del colibrí. Y tú en quién crees? Tura del alma y compostura de decepción… basura. Piromántico de furias justicieras, manos desde la tierra que se roban mis entrañas y la labor del “yo sé”. Calentura de emociones, mentiras elocuentes, claras y ecuestres, sí… que cabalgan noblezas… pasan y se comen cual par de cerezas que ya no entienden… ellas simplemente “pretenden”. Vuelan las alas del pájaro afligido, cual aguador que derrama hostiles aguas de rencor, sin saber que la locura jamás se cura, se contrae y se expande, diastólica y sistólica, comiéndose a su paso las huellas de mi emoción con contrastes hilachados de razón; yo no creo… yo soy. Sin tendencias ni istmos, no se sabe calar aquello que no se puede… pienso en la tura! ¡Llevate la tortura! Mastícame tu basura y soy el pequeño creador: yo hago literatura.



Caracas, Marzo 2008
Según las turas de Cortazar

Popular Posts