El sueño de la inspiración

Maracay, 2000

Las nubes pálidas
comenzaron a desvanecerse,
en el sueño del recuerdo,
hasta que cayó el atardecer

Divagando entre una canción
moría poco a poco el poeta
que vivía de la imaginación...
del animal herido, de su sueño perdido

Cuando se deja de soñar...
se pierden las ilusiones, las pasiones...
y el mundo...
del que somos oriundos,
le solemos extrañar

La realidad ambigua
carcome al instinto,
nos envuelve en la oscuridad
y nos roba de nuestra torre de marfil
engañados, asustados... perdidos

Dejó de soñar el poeta
clavándosele mil agujetas en el alma...
cuando la realidad se volvió la única verdad,
las nubes pálidas solo eran un recuerdo
la calma y el sueño solo quedaron atrás,
cuando se perdió la inspiración
se perdió toda razón...

No hay comentarios:

Popular Posts