Dicotomía física

Pensé que el alba jamás iba a repuntar. Desperté esa mañana con un solo pensamiento… ¿velocidad es igual a distancia entre tiempo? ¿Qué pasará si me equivoco? ¿Y si al llegar no lo recuerdo? Esa es mi única oportunidad… ¡no tendría más! Comencé a cepillarme los dientes durante más de cinco minutos, se hizo en mi un blanco presente y aparecí frente de ella, escuchando la pregunta y pensando la respuesta, respondí correctamente y en otro segundo me vi respondiendo mal, perdiendo el chance, no podía permitir que eso pasara. De pronto miré el agua humeando desde el lavamanos y recordé que era temprano, que estaba cepillando mis dientes y que era ya debía marcharme, sentía la sangre tibia saliendo de mis encías, recorriendo mis dientes hasta mi lengua.

Pasó el día, como siempre pasan las mañanas. Repetía una y mil veces –distancia entre tiempo- ¿cómo podía ser tan complicado? Soñaba en pleno día, soñaba de pie, soñaba caminando y nadie sabía que soñaba –distancia entre tiempo- hasta que nos tropezamos, miré al piso, nunca levanté la mirada del piso gris… no me atrevía a ver la belleza frente a frente, la belleza de saber, de pensar, de la poesía, le tenía miedo a algo que simplemente no podía poseerse. ¿Cómo sería ella allí? De azul, de gabardina… de olor a mañana. No podía olvidar el momento en que nos encontramos! ... increíble, era ella, eramos dos.

Salí tras la primera hilera de personas, me senté con un libro ligero de bolsillo. La lectura silenciosa se mezclaba con mis pensamientos –Horacio Oliveira pensó que sería mejor tomar mate, distancia entre tiempo, así que caminó hasta La Maga y besó a Rocamadour, velocidad. Y pude concentrarme, la sentí a mi lado, recién había llegado y se había sentado, en el lugar de siempre sin notarme, sin pensar. Mi corazón comenzó a latir muy fuerte, se saldría por mis costillas... llegó el momento… hablaba para sí misma y se escuchaba -¿Cuál será? ¿Dónde la habré dejado?- Se me enfrió el cuerpo entero, levanté la mirada del libro y dije con voz temblorosa pero en un tono suficientemente alto –Distancia entre tiempo. Un alivio terrible se hizo en mi y la miré… simplemente dijo –Gracias, la había olvidado- y yo viví la velocidad.

2 comentarios:

sol dijo...

aloo??? :(

vaz dijo...

Preciosa te estoy escribiendo por el draft de nuestro blog... bueno, ya te lo pasteo que ando full de trabajo. Te amo, como va esa school?

Popular Posts