El amor entre El Libertador y Manuelita

Bolívar & Manuela Sáenz, escrito por Ari

Manuela Sáenz fue un personaje muy importante de las luchas de independencias de América del Sur, mayormente reconocida como amante de El Libertador Simón Bolívar, esta dama valiente como pocas también se destacó en su época por sus habilidades físicas y políticas, así como por su valiente defensa de los derechos de la mujer, fue vilipendiada y despreciada por muchos, sobretodo por los detractores de Bolívar, fue nombrada "Caballeresa del Sol" por su destacada actuación en el proceso de independencia del Perú y su epíteto más conocido es "La Libertadora del Libertador" que se le atribuyó después de evitar un atentado contra Simón Bolívar.

Revisando anécdotas de Bolívar en simon-bolivar.org me encontré con este suceso que me llamo la atención porque describe el carácter de Manuelita y la pasión que sentía por El Libertador.

Estando Bolívar en El Perú, una noche llega a la villa donde el se hospeda Manuela Sáenz y consigue en la cama del héroe un pendiente de diamante que no era de ella. Furiosa quería arrancarle los ojos al Libertador. Lo ataca tan salvajemente que el hombre necesita la ayuda de dos de sus edecanes para liberarlo de la enfurecida mujer. Las uñas de Manuelita dejan en el rostro de Bolívar tales marcas que este tuvo que permanecer ocho días en sus habitaciones. Alegando que tenía una fuerte gripe. En esa semana tuvo los cuidados más celosos y dedicados de Manuela.

Es que el amor entre estos dos personajes es un idílio histórico, un amor prohibido, por un lado Manuelita casada con el inglés James Thorne, veintiséis años mayor que ella y por el otro Bolívar con su afán impostergable de libertar América, en estos fragmentos de cartas entre ellos se percibe la intensidad y la pasión que sentían el uno por el otro...

10 de abril de 1825

Mi bella y buena Manuela:

Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado. Yo veo que nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y el honor. Lo veo bien, y gimo de tan horrible situación, por ti; porque te debes con quien no amabas; y yo porque debo separarme de quien idolatro! Sí, te idolatro más que nunca, jamás. Al arrancarme de tu amor y de tu posesión se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino (…).

Bolívar


17 de noviembre de 1825

Señor:

Estoy muy boba y enferma. Cuán cierto es que las grandes ausencias matan el amor; y aumentan las grandes pasiones. Vd. me tendría muy poco amor, la grande separación lo acabó; pero yo que por Vd. tuve pasión, que ésta la he conservado por conservar mi reposo y mi dicha, que ella existe y existirá mientras viva. (…)

Manuela


26 de noviembre de l825

Mi amor:

¿Sabes que me ha dado mucho gusto tu hermosa carta? (…) Lo que me dices de tu marido es doloroso y hermoso a la vez. Deseo verte libre, pero inocente juntamente; porque no puedo soportar la idea de ser el robador de un corazón que fue virtuoso y que no lo es por mi culpa. No sé cómo hacer para conciliar mi dicha y la tuya con tu deber y el mío. (…)

Bolívar


En esta otra carta Bolívar le describe a Manuela como pensaba en ella mientras pronunciaba un discurso en el congreso.

Definitivamente la vida de nuestro Libertador es interesante desde todo punto de vista, un genio militar, estratega y ejemplo para generaciones, pero también, un hombre común al que pocos conocemos ya que generalmente no los presentan como un dios, pero que fue un personaje terrenal que todo lo que logró fue por esfuerzo, por constancia y por valentía y no por ningún poder superior o habilidades sobrehumanas, si entendemos eso podemos aprender mucho más de ese legado tan heroico que nos dejó a todos los pueblos q libertó. :)

Fuentes:
Sancocho de Letras
Cartas de Amor
Simón Bolívar.org

Si quieres leer un poco más sobre El Libertador, no dejes leer mi ensayo sobre el humilde caraqueño en el Manifiesto de Cartagena.

1 comentario:

vaz dijo...

http://semana.com.ve/article.php?id=6228

Un poquito más de información, mala la redacción pero la cronología no está tan mal

Popular Posts