Los niños DEBEN leer

Por William Ajanel, para ENcontrARTE

El ser humano tiene necesidades inherentes para sobrevivir dentro del medio que le rodea, desde las necesidades más básicas como comer, dormir y ejercitarse, hasta cosas complementarias como tener una educación y un desarrollo intelectual. Las más vitales no deberían opacar a las complementarias, en el sentido de convertirnos en una especie de criaturas existenciales, como bien aprendimos [aprendieron nuestros padres] a obligar si era necesario, a comerse las famosas "verduras" y a dormirse a las ciertas horas, ¿Por qué tendría que ser difícil obligar si fuera necesario, a nuestros hijos para que lean todos los días?


Está más que comprobado que un ser pensante y culto tiene más posibilidades de enfrentarse a la vida con madurez y reaccionar adecuadamente si alimenta su intelecto desde pequeño, aprender no es una opción para las futuras generaciones, es más bien una esperanza de mejorar las condiciones en las que actualmente vivimos [o sobrevivimos] muchos de los jóvenes y adultos de esta época.

Sin duda la mayor responsabilidad pesa sobre los padres de familia, que luego de entender que las responsabilidades van más allá de proveer una integridad material y económica a sus hijos, es necesario proveer una integridad intelectual, que hasta el momento ha sido sustituída en muchas ocasiones por objetos de entretenimiento y distracción que restan a la posibilidad de encontrarnos con una nueva generación de personas cultas y capaces de discernir en base al conocimiento los hechos que favorecen a la civilización, desde lo individual hasta lo colectivo.

Mucha gente se queja, de que esta generación actual pierde mucho el tiempo y dedica pocas fuerzas al trabajo físico entre otras cosas, olvidando que las habilidades se concentran cada día más en lo intelectual. Sin duda alguna nadie estaba preparado para imaginar que un día muchos de nosotros nos haríamos expertos en el arte de "pensar" más y abandonar paulatinamente las actividades físicas y el trabajo mecánico.

Es entonces cuando se nos plantea un nuevo reto, guiar a los más pequeños para que en lugar de acomodarse a la nueva era tecnológica e informática [como a más de uno de nosotros nos sucedió], aprendan a interpretar el medio que los rodea por medio del ejercicio intelectual de la lectura, si la masa ha perdido el interés por el valor de la cultura y la inteligencia, no podemos dejar en manos de los medios la formación de aquellos que vienen a un mundo muy distinto del que nosotros conocimos.

Fomentar la lectura como buen hábito no es responsabilidad de entidades gubernamentales, mucho menos de los establecimientos educativos, es una tarea por excelencia que se traslada de los más grandes [padres de familia, hermanos, etc] hacia aquellos que comienzan a explorar un entorno más práctico y sencillo, pero a la vez más complejo y especializado. Entender el origen de las cosas; una lectura sobre la tecnología, comprender los problemas ambientales; un libro de ciencias naturales, aprender a observar el pensamiento ajeno; un libro de filosofía o literatura. Los niños son tan capaces como nosotros de comprender la realidad por medio de la lectura, pero debemos influenciar sus necesidades y enseñarlos a amar el conocimiento más que la comodidad.

Por último, me sorprendió mucho un pequeño de aproximadamente 7 años que es cliente habitual de mi negocio de ciber, que a diferencia de la mayoría que dedican su tiempo a jugar y hacer "otras" actividades, invirtió poco más de 3 horas en explorar la wikipedia, saltando de enlace en enlace [como cuando nosotros descrubrimos esta brillante herramienta] motivado por el pleno gusto de aprender y curiosear un poco.

Está bien si queremos obligar a un niño a que coma, que duerma y que se eduque, pero es mucho mejor fomentar en ellos los buenos hábitos como la lectura. Los niños DEBEN leer.

1 comentario:

Lully desde Ref. al desnudo dijo...

Hola!!
La imagen que has puesto es además de enternecedora y hermosa, significativa. Considero que a los niños se les debe leer desde el mismo vientre materno y seguir esa dinámica cuando están dormiditos en su última etapa del sueño. Es todo un proceso de cultura, comprarles libros de cuentos y "muñequitos" como los llamaba mi sobrino. Lo he evidenciado aunque no tengo hijos, por ahora.

Cuando actualice mis links, te tendré entre los míos.

Un abrazo y seguiremos en contacto.

Popular Posts