Teoría de la mujer joven

Después de varias discusiones whiskeysticas con los panas, he decidido que es hora de plasmar en este blog mi teoría de la mujer joven. No voy a relatar aquí mis experiencias con el lado femenino, solo resumiré que estudié dieciséis años en un colegio de chicas y he conocido y compartido con mujeres de todo tipo en estos, apenas, veintinueve años de existencia. Tengo postgrado en ese tema.

Bien, después de tanto rodar me di cuenta que, algunas veces, estamos en una relación y nos damos cuenta de que hay cosas que no nos gustan, sin embargo el amor, la costumbre y otros factores influyen y seguimos tratando y tratando hasta que otra vez, explota y las cosas se terminan. Qué es lo que pasa en la relación, soy yo que no puedo tolerar viejas costumbres y malos hábitos? no, definitivamente no. El problema está en la incompatibilidad. Por qué? sucede especialmente con las mujeres que son mayores que una. Tienen costumbres y hábitos que jamás podrás cambiar por ejemplo, la que es puta siempre va a ser puta aunque le endereces mil veces: palo que nace doblao jamás su tronco endereza. Hábitos como el beber demás y ser impertinente, comenzar a sentarse en las piernas de los panas, quitarse la ropa (porque se rascan y les da calor), se vomitan o también me ha sucedido que descubro, tardíamente, que son medio "pantaleticas de caqui" para no decirles niches y mal educadas. Y nada tiene que ver con estrato social, les doy mi palabra. Las mujeres que ya crecieron, ya crecieron, se jodieron y para cambiar ciertas cosas hay que empeñar demasiado esfuerzo que a veces, de pana, no se tiene o cansa. Es mata el amor.

Cuál es la solución a este caos de relación? un transplante de cerebro? aún no existe, retroceder el tiempo y decirle a esta mujer que no? ya no se puede, seamos honestos. Entonces, luego de tanto cavilar, descubrí que si las agarramos pequeñas, entre los diesisiete y diecinueve años, pues muchas de esas costumbres no están del todo formadas o lo malo se les puede acomodar. Sí, es una especie de paternidad que abarca todos los aspectos de la vida... desde enseñarles cosas que ni tenían idea de que existían hasta enseñarles a acabar en la cama. Sí, es así. Algunos refutarán la idea al principio pero si nos sentamos a analizar las experiencias personales, las experiencias de amigos o conocidos... encontraremos la respuesta.

No se trata de educar a alguien y hacerlo como uno quiere, no, estamos claros que cada quien tiene su personalidad y eso es lo que nos diferencia y nos define. Sin embargo, ciertas malas mañas pueden evitarse. Yo me pregunto, cuántas adolescentes por ahí no hubiesen dado las gracias de conseguirse a alguien un poco mayor que les guie en esa etapa, siendo pareja, amigo, amante... cuántos embarazos no deseados, abortos y abandonos universitarios no se hubiesen evitado?

Dentro del mundo del gaming existe un conocido sueco quien tiene mi edad (o un poco más), a el le leí una frase única: la información toda debe ser gratuita. Si información es conocimiento y conocimiento e información son poder, entonces debería compartirse. Por qué no compartir esa sabiduría, esa experiencia que al final todo es sencillamente eso: información, pues por qué negársela a estas jóvenes mujeres si podemos formarlas como buenas parejas, buenas amantes y buenas amigas?

Sólo se debe tener paciencia con estos prospectos de mujersotas. Yo he conocida varias muy inteligentes que se han conseguido a alguien que les acompañe y les guie. Por su puesto que yo vivo mi cielo en la tierra también. Es bonito verlas graduarse, crecer, universidad, es hermoso. La admiración y los ojos abiertos cuando te escuchan hablar o te miran, la pureza del corazón, la blancura. Yo una vez también la tuve pero me vi obligada a aprender de los golpes y las decepciones, especialmente de las traiciones y las bajas pasiones. Un día desperté siendo el maestro y todas las cosas negativas me sirvieron para no repetirlas y solo puedo dar gracias por ello.

Ahora, de verdad, háganlo, se los recomiendo porque loro viejo no aprende a hablar. Es una postura que se tiene que asumir aunque claro, existen sus muy, muy poquísimas excepciones, casi el 0,5% salta esta norma y no es aquí en Venezuela.

No hay comentarios:

Popular Posts

Blog Archive