Aquí estoy...


Acá me encuentro
a tu lado, con este amor grande
que nació de nuestros corazones que se buscaron
que se encontraron
y se volvieron a enamorar
en esta vida hermosa,
a veces dolorosa,
a veces todo
o nada

Sola nunca más,
tienes al guerrero a tu lado
para comprenderte, ayudarte y lucharte
tienes a la legión de tu lado
con el corazón firme,
enamorado

Acá me encuentro,
dentro de tus sentidos, en tu historia
soy ahora y para siempre
memoria

Aquí estoy, aquí estaré...
entre los cielos, debajo de los mares
cruzando ríos, penetrando volcanes
Estoy, estás, estamos...
nos amamos
así

Oda a tu mariposa que vuela

Al tesoro que tienes allí,
esa reina hermosa,
que huele a rosas
que sabe a hogar
es el aprecio del amar.

Aletea cual mariposa
cuando entusiasmada quiere ser esposa,
llenarse de emoción
hasta efervescer la oxitocina.

Quiere que conquiste su monte,
acaricie las estrellas de su vientre,
penetrándolos de sueños
de fantasías dichosas,
de niña a mujer amada...
de joven a esposa.

Hasta el fondo...
cuando abierta pide que le domine,
llena entera por mí
y apretando cual castigo,
siente ese vibrar divino.

A veces solo la puntica...
rica, entera, tan solo en la puertita
cual perrita con su perro
que de amor le mata...
jugando a que se viene y me lo saca.

Arquearse y apretar,
son parte de su arte de amar...
sentirlo sin sacarlo, que la bese vergatario
que la lengua le meta hasta la garganta,
mientras la punta de lanza
hace lo suyo en venganza


Oh Diosa...

Canta Oh Diosa la ira de este que espera...
el retorno del infortunio que se pinta de azul
que juega al destierro, a la mirada
juega entre pasajes de sueños, virtudes y aparecidos

Así como el rompecabezas de la razón
atando uno, dos, tres ideas...
bloqueándolas del destino
que si no las pienso, no existen

Ergo del sum
cogito de la mentira
y el coito de la falsedad
la mancha enardecida que no se quita

El pecado original
hecho realidad
Canta Oh Diosa la ira del que progresa...
que juega al héroe con las espadas en la espalda

Desinformación de hechos impunes
se cuela por los huecos de mis entrañas
y entre risas y espejos
la traición es evidente.

Intenciones sobre razón,
caos de la memoria
burlas bufonescas del diablo bribón
mientras la daga se afila y se perfila.

No sé cómo,
no sé cuando...
está vibrando entre el azul
entre un pensamiento, entre una realidad

Como lo que no es

Como el sonido vacío
que roza mis sentidos

Como el frío penetrante
que evoca lo perdido

Como la noche oscura
que tiñe al caminante

Como la flor cortada
que espera que el alma se pudra

Como un fantasma que arrulla
que quiere que yo huya

Como aquello que suena
que palpita, que vibra

Como aquello que da pena
que fue triste, que fue vida

Como lo que no es...
ni tampoco será



Popular Posts