¡EHEU!




Aquí, junto al mar latino, 
digo la verdad: 
siento en roca, aceite y vino, 
yo mi antigüedad.

¡Oh, qué anciano soy, Dios santo, 
oh, qué anciano soy!... 
¿De dónde viene mi canto? 
Y yo, ¿adónde voy?

El conocerme a mí mismo 
ya me va costando 
muchos momentos de abismo 
y el cómo y el cuándo...

Y esta claridad latina, 
¿de qué me sirvió 
a la entrada de la mina 
del yo y el no yo?...

Nefelibata contento, 
creo interpretar 
las confidencias del viento, 
la tierra y el mar...

Unas vagas confidencias 
del ser y el no ser, 
y fragmentos de conciencias 
de ahora y de ayer.

Como en medio de un desierto 
me puse a clamar; 
y miré el sol como un muerto 
y me eché a llorar.
_

Ruben Dario, octubre de 1907

Un pedazo de mi alma, en el cielo




Michu Antonio Tirado
2016

Fuiste, eres y siempre seras parte de mi alma. Nada llena tu ausencia. 
Hasta que nos volvamos a ver hijo gatuno!



Popular Posts